Diario Alerta
Actualidad

En Villavieja, abuela de 109 años ve en la vacuna contra el COVID-19 la esperanza de seguir viviendo

Hasta ahora es la persona de mayor edad en el Huila que ha recibido las dos dosis de la vacuna. Crónica

(video)

El Viernes Santo anterior fue un día especial para doña Ana julia Sandoval de Perdomo, una abuela villaviejuna que el pasado 27 de marzo cumplió 109 años de edad, y desde ese día estaba esperando el Viernes Santo, fecha que le asignaron para que le aplicaran la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, la estaba esperando como su mejor regalo de cumpleaños.

La abuela centenaria al principio de la pandemia estaba escéptica, por su edad no pensaba que llegara a superar tantos contagios que se presentaron en el pueblo. Inclusive una de las hijas que la cuidan resultó infectada y doña Ana Julia tuvo que trasladarse a Neiva huyéndole al COVID y enfrentando todos los peligros de la ciudad.

Cuando supo de la vacuna no vaciló en aceptar que se la colocaran. Con la ayuda de Inés Perdomo, una de sus hijas y apoyada en su bordón, llegó hasta el Hospital el Perpetuo Socorro de Villavieja para que la vacunaran.

“Mi mamá fue de las primeras que llamaron para vacunarla, el día que fuimos a la primera dosis en el hospital estaban varias personas menores que ella, no se animaban a recibir la vacuna, cuando vieron que mi mamá llegó se sorprendieron. Decían que una abuela de tantos años estaba pendiente de la vacuna entonces ellos decidieron vacunarse también.

Doña Ana Julia nació el 27 de marzo de 1912 en Villavieja, como aparece en su cédula de ciudadanía, (ver video). A los 17 años contrajo matrimonio con Emilio Perdomo, tuvo 15 hijos y enviudó a los 75 años de edad.

Dice que hasta cuando pudo trabajó en el campo y se ocupaba también de los oficios de la casa. La mayor parte de su vida la pasó trabajando en el desierto La Tatacoa.

Se queja, a pesar que vive con sus hijas y en todo el pueblo la conocen y aprecian, dice que ya no tiene con quien hacer tertulia, las amigas con las que pasaba las tardes conversando, tomando café y fumando tabaco ya se murieron todas.

El viernes anterior, luego de que le aplicaron la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, le dijo a la enfermera que “no sentí nada raro con la primera, estoy bien y lista para seguir hasta cuando Dios se acuerde de mí”.

Video Ana Julia Sandoval

 

Artículos Relacionados

Incendio dejó en la ruina a tres familias

Fernando Polo

Vuelven los kit de alimentos del PAE

Fernando Polo

Organizaciones ambientales de base demostraron su importancia

Fernando Polo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Necesitas ayuda? habla con nosotros