Diario Alerta
Opinion

A Nidia, Rodrigo y Flora…

Por Francisco Argüello

Hay que agradecer al zoom, al internet, a la pandemia que le permitieron a Nidia Guzmán desnudar cómo la política carcome a la Universidad Surcolombiana, cómo existen gamonales políticos detrás de su aspiración. Y cómo promete convertirse nuevamente en rectora de una universidad desprestigiada por cuenta de sus más recientes escándalos que ella- sin asomo de vergüenza- llama montajes.

Más allá de introducir su dedo en su nariz e intentar pasarlo por su boca- que no tiene mayor importancia-, la conversación de Nidia con Luis Humberto Alvarado, -su hijo, concejal del liberalismo en Rivera, más politiquero que ella y con intereses en la Usco para consolidar su aspiración electoral en Rivera-, deja más preguntas que respuestas. Rodrigo – suponemos es el senador Villalba- deberá exigirle a Nidia que detalle por qué lo menciona en el diálogo con su hijo. Y contar qué intereses tiene él en la universidad. No es nuevo el rumor de la intromisión liberal en la Surcolombiana, pero ya que lo reveló- sin intención- la señora Nidia, el Senador, a quien respeto, debería aclarar para evitar suspicacias. Su silencio sería fatal en plena campaña electoral.

La maestra también nombra a Flora (y no hay bastantes en el Huila para suponer que es Perdomo), la congresista. Y lo preocupante es que ella- como relatan los propios villalbistas- maneja la Gobernación de Luis Enrique Dussán. O al menos, por sus manos pasan temas sensibles del gobierno. ¿Por qué la menciona Nidia? ¿Qué interés existe? ¿Guardará silencio la dirigente?

“Rodrigo y Flora me dijeron, dele todo lo que pueda contra el mundo, así lo ponen a defenderse…”, cuenta Nidia. ¿Es una campaña sucia? Hasta Germán Casagua, excandidato a la Alcaldía de Neiva, tiene su nariz metida en la campaña de la Usco, según la conversación de la maestra y su hijo, lo que termina por causar repulsión.

No tengo nada contra la docente, pero creo que terminó ‘cavando su propia tumba’ electoral en la universidad porque así insista en que su nombre aparezca en el tarjetón, dificilmente le votarán. Está desprestigiada.

Si vuelve a acudir a la estrategia del montaje, en esta ocasión será complejo. Habló en su propia clase, delante de sus alumnos, es su voz, la de su hijo. Y cómo explicar la expresión de asombro al final cuando descubre que se refirió a Villalba, Flora, Casagua y sus estrategias delante de su salón virtual de clase. Ya no le vale ni la pauta publicitaria masiva en prensa, en páginas comerciales que pretenden disfrazar de periodísticas. La prueba está en las redes.

Y si la eligen- puede ocurrir- se repetirá la historia de Aipe, Huila, un pueblo donde a todos les asquea la corrupción, pero en las urnas siguen votando por los mismos.

Nota uno: En la conversación de Nidia quedó claro que ella está detrás de las recientes demandas y tutelas contra las elecciones en la Usco. “Se evidencia que nosotros estamos detrás de las demandas. Eso es lo que nos castigan hoy”, anunció el hijo. “Que me lo prueben”, respondió la profe. Acaso, necesitan más pruebas para confirmar la sucia estrategia para alcanzar el poder en la universidad. 

Artículos Relacionados

Corposanpedro, ¿cerca de su fin?

Fernando Polo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Necesitas ayuda? habla con nosotros